Piden Abinader aplique mano dura en frontera
4 mins read

Piden Abinader aplique mano dura en frontera

El Consejo Nacional de Confraternidades de Pastores Evangélicos (CONACOPE) pidió al presidente Luis Abinader aplicar mano dura en la frontera para garantizar la seguridad de los dominicanos y respaldó el cierre de la frontera en la zona de Dajabón, luego de la muerte de cuatro dominicanos a manos de haitianos.

El obispo Adolfo Mateo, presidente de la entidad, consideró que ese tramo fronterizo solo debe ser reabierto cuando se garantice la seguridad de los dominicanos.

Dijo la principal responsabilidad del Estado es garantizar la vida de los criollos, frente al desorden y la inseguridad que se vive en Haití.

“Lo primero que hay que garantizar es la seguridad de los dominicanos, después que está garantizada la seguridad, se puede seguir implementando el comercio con los haitianos como se ha venido haciendo hasta el momento”, sostuvo el líder religioso.

Añadió que “con lo que tiene que ver con el cierre de la frontera, yo creo que todas las medidas que un país necesite para su seguridad debe implementarla, evidentemente que cuando pasan casos como este que extranjeros pueden penetrar a suelo dominicanos y matar personas se requiere y que esa apertura se lleve a cabo cuando haya seguridad porque el Estado está comprometido con la seguridad de sus ciudadanos y en ese sentido se necesita manos duras en lo que tiene que ver con la seguridad porque hay que garantizar la seguridad de los ciudadanos dominicanos”.

Te puede interesar leer: Abinader revela cierre frontera fue para capturar prófugos de cuádruple crimen

Ayer, el gobierno dominicano cerró el paso fronterizo entre la provincia Dajabón y Haití y solo se permite el paso de personal militar y diplomático de ambas naciones, luego de muerte de los cuatro dominicanos donde se determinó que hay cinco haitianos involucrados.

Otra razón sería en protesta por la decisión de las autoridades haitianas de construir un canal para represar las aguas del Masacre, según informó el presidente Abinader

Mateo sostuvo que el intercambio comercial entre haitianos y dominicanos tiene que ser con garantía, y que eso tiene que hacerlo el Estado Dominicano, porque los haitianos no están condiciones de hacerlo en estos momentos porque no tienen control de su país.

“El Estado Dominicano tiene que estar comprometido con la Nación y aún más cuando vienen dándose situaciones en Haití, donde no hay seguridad totalmente, nosotros tenemos que garantizar la seguridad del pueblo dominicano”, dijo el presidente de Conacope.

El cierre

El cierre de la frontera norte sería además  del asesinato de  Ramón Eugenio Medina, su esposa Carmelina Antonia Cabrera Ramos, de 49 años de edad, su hijo Daniel Medina Cabrera, de 19 años y un amigo de este último, en respuesta de las autoridades dominicanas a las haitianas por la continuación de la construcción de un canal en territorio haitiano para canalizar las aguas del río Masacre.

En la masacre de los dominicanos también resultó herido Cristian de Jesús López, de 25 años, quien fue ingresado en un hospital de Santiago Rodríguez.

Tras el asesinato múltiple la zona fronteriza es resguardada por el lado dominicano y se aprecia una extrema vigilancia por miembros del Ejército y el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza.

El Gobierno solicitó el pasado domingo a las autoridades haitianas que detengan de inmediato el reinicio de la realización de un canal ejecutado por particulares, cuyo propósito es desviar las aguas del río Masacre, según informó la cancillería.

El comunicado precisó que el pedido se fundamenta en la preocupación legítima sobre los efectos negativos que esta obra podría causar a los productores agrícolas de los dos países.

El canciller  dominicano Roberto Álvarez sostuvo que esta obra viola el Tratado de Paz y Amistad Perpetua y Arbitraje de 1929, el Acuerdo Fronterizo de 1935 y el Protocolo de Revisión de Frontera de 1936.