2 mins read

Expansión autopista evitará congestión camiones en El Bronx

NUEVA YORK.- La gobernadora de este estado, Kathy Hochul, anunció que un proyecto que implica ampliar la autopista Bruckner y agregar nuevas rampas de salida, tiene como objetivo evitar la enorme cantidad de camiones que viajan hacia y desde la Terminal de Hunts Point en El Bronx, el centro de distribución de alimentos más grande del mundo.

Cientos de dominicanos conducen vehículos pesados hacia y desde la Terminal, al igual que decenas de quisqueyanos son propietarios de grandes establecimientos comerciales, y cientos de ellos laboran en distintas áreas.

El anuncio sobre la finalización de la fase 2 del “Proyecto de mejora del acceso a Hunts Point” de 1.700 millones de dólares, se está finalizando antes de la fecha prevista para el otoño y por debajo de su presupuesto de $518 millones, dijo Hochul.

El mismo abarca la ampliación de 1,25 millas de la autopista Bruckner entre las calles 141 E y Barretto con nueva entrada y salida en la avenida Leggett, proporcionando otra ruta para que los camiones tomen desde la carretera hasta el mercado de productos agrícolas, es decir redirigirá a los trailer para que utilicen una ruta principal y no calles laterales.

En una tercera fase se reconstruirá el cruce «cuello de botella» Bruckner-Sheridan y se completará la adición de un tercer carril en Bruckner.

La primera fase del proyecto, completada en octubre, tiene dos salidas entre Edgewater Road en el este de Hunts Point y Sheridan Boulevard, que a su vez se convirtió de una autopista a una carretera local en el 2019.

Por Hunts Point viajan desde y hacia la Terminal casi 80.000 camiones cada día para acceder al mercado, y alrededor de 13.000 de ellos viajan por calles laterales residenciales, arrojando carbono al aire y haciendo que las calles sean peligrosas para los locales, dijo la gobernadora.

Los ingresos del Mercado de Terminales de NYC superan los $2 mil millones de dólares al año, más que cualquier otro Mercado de Terminales de Productos del mundo.

El mercado de Hunts Point atiende a la región étnicamente más grande del universo con una población estimada que supera los 22 millones de personas dentro de un radio de 50 millas del mercado, que recibe entregas diarias de productos agrícolas por ferrocarril, camión con remolque y carga aérea desde todas partes del mundo.